Legionella

Gimasur control de plagas en Antequera

Legionella

La Legionella es una bactería que vive en el agua estancada y que puede provocar una enfermedad denominada “Legionelosis”. Esta enfermedad puede presentarse de dos maneras:

  • Neumonía o “Enfermedad del Legionario”, de carácter grave e incluso puede provocar la muerte.
  • “Fiebre de Pontiac”, se trata de una enfermedad febril de carácter leve y sin focalización pulmonar

No todas las personas contraen esta enfermedad, según los estudios realizados, hay varios factores que pueden favorecer el desarrollo de ésta. Algunos de estos factores son:

  • La mayoría de los casos registrados son de personas de más de 60 años.
  • El sexo masculino entre los casos es mucho más elevado que el femenino.
  • El tabaquismo y el alcoholismo.
  • Enfermedades respiratorias.
  • Personas que sufren otro tipo de enfermedades como puede ser el cáncer o la diabetes, entre otras.

¿Cómo se contrae la Legionelosis?

La legionelosis se contrae por aspiración de agua que contenga legionella en grandes cantidades.

La aerosolización del agua se forma por las pequeñas gotas que se crean cuando el agua se pulveriza o cuando se hacen burbujas en el agua, como en el caso de las piscinas de hidromasaje. Por tanto, cuando más pequeñas sean las gotas, más fácilmente podrán acceder a las vías respiratorias.

El riesgo de contraer Legionelosis varía en función de la cantidad de bacterias de Legionella que haya concentradas en el agua que se pulveriza y del tiempo de exposición de la persona a esta agua.

Instalaciones Asociadas

Existen varias instalaciones que favorecen el crecimiento de la bacteria Legionella, diferenciadas según el RD 865/2003, en instalaciones de mayor y menor probabilidad de proliferación.

Las instalaciones de mayor probabilidad son:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Sistemas Agua Caliente Sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
  • Sistemas de Agua Climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jakuzzis, bañeras de hidromasaje, entre otros).
  • Centrales humidificadoras industriales.

En cambio las instalaciones de menor probabilidad son:

  • Sistemas de instalación interior Agua Fría de Consumo Humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno
  • Fuentes Ornamentales.
  • Sistemas de Riego por Aspersión al Medio Ambiente.
  • Sistema de Agua Contraincendios.
  • Elementos de refrigeración por aerosolización al aire libre.
  • Cualquier otro aparato que acumule agua y pueda producir aerosoles.

¿Cómo prevenir la Legionella?

Para prevenir que la Legionella afecte a nuestras instalaciones debemos llevar a cabo las siguientes medidas:

  • Controlar la entrada de agua a la instalación, comprobando que lleva la concentración adecuada de cloro residual, garantizando un agua de calidad microbiológica.
  • Impedir la multiplicación de Legionella en el interior de la instalación, llevando a cabo un adecuado control de limpieza y desinfección que reduzca la presencia de nutrientes y controlando la tempratura del agua que se almacena.
  • Evitar o reducir la aerosolización del agua y exposición de ésta, colocando las torres alejadas de las personas, intentando que las gotas de agua sean más grandes, etc.

SOLICITA UNA INSPECCIÓN PARA TU HOGAR O NEGOCIO EN EL 958 07 44 44

WhatsApp chat